La Alianza Basura Cero lanzó una declaración oficial al respecto de una nueva tendencia en el mercado chileno: la incineración de zapatillas denominado por la marcas como “reciclaje energético”, que se ha presentado como una alternativa sustentable a través de campañas publicitarias, sin embargo la ABC expresó su rechazo a estas prácticas por errores conceptuales y “lavado de imagen verde”.

En primera instancia, el escrito dejó en claro que “sostener que la incineración es equivalente a una forma de reciclaje no sólo es erróneo, sino también una forma de greenwashing o “lavado de imagen verde”, puesto que presenta como amigable con el medioambiente una práctica que falla a la hora de rescatar las materias primas de los objetos tratados y que es dañina con el entorno y la salud de los seres vivos”.

Los ejemplos más recientes han sido las campañas de Reebok y Adidas para recolectar zapatillas que los clientes traen a sus tiendas para obtener descuentos en nuevos productos. Desafortunadamente, las empresas -en alianza con Midas Chile- tomaron el camino de la incineración, denominándolo como “Waste to Energy” o “Reciclaje Enérgetico”.

La declaración continuó estableciendo que “existen abundantes estudios que establecen una correlación directa entre las plantas de incineración de residuos con altos niveles de compuestos tóxicos en el área -particularmente dioxinas y furanos- y un consecuente aumento del cáncer y otras enfermedades entre la población local”. Estos estudios han demostrado que la incineración está sujeta a la misma lógica de un ciclo de producción lineal no acorde al
paradigma de este nuevo siglo, que es el paradigma Basura Cero.

En este caso, distintos componentes de las zapatillas pueden reciclarse si se segregan de manera adecuada por el productor. Es por eso que la Alianza Basura Cero estimó que “la incineración nos impide que repensemos y rediseñemos nuestros ciclos productivos y nos hace acostumbrarnos, legitimar y depender de una creciente generación de basura. Está en nuestro poder hacerla desaparecer, pero no enterrándola oquemándola, sino reciclándola, reutilizándola y rediseñándola”.

Finalmente, el escrito invitó a Adidas a repensar su estrategia de gestión de residuos y a buscar
alternativas que sean realmente sustentables y amigables con el medioambiente y la salud de las personas y
demás seres vivos.

Puedes leer la declaración en su totalidad acá.

 

Share with: