La médico Pilar Muñoz-Calero, Presidenta de la Fundación Alborada y experta en Medicina Ambiental desde los ámbitos de la Pediatría, Neanatología y Estomotología de la Universidad Complutense de Madrid, comunicó a EFEVerde que nuevas enfermedades se han presentado con directa relación al medio ambiente.

Es que el entorno interactúa con nuestro organismo a través de lo que comemos, bebemos o respiramos. Es así que con un medio ambiente en progresivo deterioro, tanto como patologías conocidas y desconocidas se pueden acentuar.

Para Muñoz-Calero,“los productos que utilizamos, por ejemplo, para la limpieza, en los alimentos, en la ropa o en la cosmética, conllevan multitud de sustancias potencialmente tóxicas que provocan una serie de patologías. En el marco de las enfermedades emergentes, especialmente desconocidas y muy dañinas, se encuentran la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica”

Además, dentro de las enfermedades que han ganado frecuencia son las patologías autoinmunes. Entre ellas está el Alzheimer, el Parkinson, la hiperactividad en los niños, el asma, alergias, intolerancias alimentarias o el cáncer.

La científica aconsejó evitar sustancias que el cuerpo no puede convertir en proteínas, hidratos de carbono o en lípidos, debido a que organismo las intenta eliminar y en el caso de no conseguirlo, simplemente las acumula.

Finalmente, Muñoz- Calero señaló que “ante esta emisión tan inmensa de sustancias potencialmente tóxicas que están en el mercado y en el ambiente,  se tendría que hacer algo que proteja a la ciudadanía ofreciendo más información, además de pedir y exigir que haya reglamentos más severos. No podemos esperar a que los males sean mayores para tomar precauciones”.

 

Share with: