La agrupación de residuos plásticos se sincroniza con las corrientes marinas y crean una circunferencia bautizada como ‘isla de plástico’. Según los investigadores, la nueva extensión de desechos es más grande que toda la superficie de México.

Un equipo de investigación de Algalita Marine Research and Education, una organización sin fines de lucro dedicado a estudiar y resolver la problemática de la contaminación en el mar, descubrió una gran extensión de basura al sur del Océano Pacífico, frente a las costas de Chile y Perú.

Luego de seis meses de expedición terminados en septiembre de 2017, se determinó que el tamaño de la isla es de alrededor de dos millones de kilómetros cuadrados, semejante a todo el terreno de México.

Los motivos de cómo se formó esta agrupación de desechos fueron aclarados por el equipo investigativo ya que la denominada “isla de plástico” es bastante diferente a lo que se podría imaginar. Hablando con CNN en Español explicaron que “los vientos en torno a un sistema de alta presión persistente impulsan las corrientes marinas y crean un vórtice, llamado giro, que recolecta los desperdicios en el centro”.

Este vórtice es creado por plástico de diversas dimensiones que van desde elementos de menos de un centímetro de diámetro hasta botellas o recipientes de carácter flotante. Todo el material va en círculo pasando por los alrededores del archipiélago de Juan Férnandez y la Isla de Pascua.

Uno de los aspectos más peligrosos para el medio ambiente es la ingesta de microplásticos por parte de peces, aves marinas y otros animales que mueren al comerlos o afectan la cadena alimenticia de las especies.

Ya existen otros vórtices en mares de todo el mundo. Los demás se encuentran en el norte del Océano Pacífico entre Hawai y Norteamérica continental, en el Océano Atlántico entre América y Europa, como también entre Sudamérica y África, finalizando con un giro en el Océano Índico.

A pesar de que hay prototipos para solucionar este problema a escala mundial, estos no son definitivos ni se sabe aún los efectos secundarios de los métodos a utilizar. En estos casos la reducción en el uso de plástico a nivel de empresas y domiciliario es fundamental para que el manejo de los residuos actuales sea efectivo a través de reutilización, rechazo de productos y reciclaje.

La expedición

Luego de pasar por la línea del Ecuador, la expedición llegó a Chile para trabajar con el programa Científicos de la Basura. Este programa fue el pionero en realizar estudios de contaminación de las playas a nivel nacional lo que entrega un gran punto de partida para posteriores análisis.

Con el apoyo de varias universidades de la región, la expedición recolectó más de 50 muestras de agua desde la costa para ser comparadas con los datos de las playas del país. Así se creará una base de datos complementaria para poder apuntar de manera más clara a soluciones concretas.

La expedición logró crear una red de colaboradores que está trabajando firmemente en esta problemática donde destacan la Universidad de San Francisco de Quito, el Museo Rapa Nui en Isla de Pascua, el Centro Comunitario Robinson Crusoe, la Universidad del Norte en Coquimbo, Científicos de la Basura, la Universidad de Tarapacá y Tortu Arica ONG.

Agregar un comentario