Bajo la necesidad primordial de tener un sistema de reciclaje y revalorización de colillas de cigarro, Fundación Basura realizó un convenio de colaboración IMEKO, empresa desarrolladora del proceso de reciclaje proveniente de Viña del Mar. 

Como es sabido, las colillas de cigarro son un residuo de alta toxicidad para el ambiente,
pues además de contener más de 7000 compuestos químicos tóxicos, están hechas de acetato de celulosa, un material plástico no biodegradable. Es así que INEKO, mediante un proceso innovador,
eficiente, y sustentable, extrae todas las sustancias tóxicas presentes en las colillas, y son dispuestas de manera segura para ser inertizadas.

Del proceso se recupera el acetato de celulosa que luego es transformado en productos sustentables 100% reciclables. A través de los productos, se puede ofrecer una nueva vida útil a las colillas, permitiendo que sean revalorizadas y sacadas del medio ambiente.

Por consiguiente, el objetivo de este convenio es crear una línea directa en la gestión de residuos que Fundación Basura realiza a través de su iniciativa Desafío Basura Cero. Así, la recolección de colillas de cigarros en eventos masivos adheridos al Desafío Basura Cero será almacenada posteriormente en las dependencias de la Fundación para luego ser retirada por IMEKO.

 

 

Share with: